¿Quieres ser feliz? Comparte en la mesa

Compartiendo en la mesa

En los últimos años se han publicado muchas informaciones sobre cómo podemos mejorar nuestra salud y ser felices desarrollando hábitos que involucren ejercicios, alimentarse de manera saludable o realizar un hobbie 🏄‍♀, por mencionar algunas recomendaciones.

La razón de porqué es saludable tiene por principio la química que se genera en nuestro cuerpo cuando hacemos cosas que nos gustan. El cerebro, para poder generar una respuesta física ante un estímulo positivo☀, da la orden para que se generen diferentes cócteles de hormonas, que al empezar a correr por nuestro torrente sanguíneo, transforman no solo la manera en que nuestros órganos y músculos se comportan, sino la manera en que percibimos nuestro entorno y cómo interpretamos la información que pasa por nuestras neuronas. Pongámoslo así, cuando estamos haciendo cosas que nos generan placer 😃, nuestra mente activa un «filtro» divertido que hace que todo lo que para por el lente de los ojos y el resto de los sentidos, se traduzca en algo que recibe muchos likes👍. Cada «me gusta», genera hormonas y estas nos hacen sentir super bien.

El problema es el siguiente, hacer muchas de estas actividades requiere grandes dosis de compromisos pues, para la mayoría, no son hábitos y volver a la rutina es más fácil.

Comparte en la mesa en familia

La clave de la felicidad esta en la
mesa

En este punto, la Neurogastronomia nos explica que cuando estamos sentados en la mesa, disfrutando de una comida, compartiendo, hablando y riendo con amigos, familia 👨‍👩‍👦‍👦 o compañeros de trabajo, el cóctel hormonal en pleno se activa también, generando un estado de bienestar superior, promoviendo una mejor digestión, mejorando la absorción de más nutrientes, mejorando nuestra frecuencia cardíaca💓 y brindando claridad mental, disminuyendo los niveles de estrés que redunda en más salud ✨. Así que para ser felices además de cambiar sus hábitos individuales🏃, deben retomar el hábito social de sentarse a la mesa, pero eso sí, sin celulares, comiendo rico, saludable y haciendo la clásica pregunta ¿qué tal tu día? 😊 y verán como en poco tiempo su entorno y ustedes serán más felices. Científicamente comprobado. 

¿Te Gustó? ¡Compártelo con tus amigos!